Saltar al contenido

Para limpiar la zona

Para limpiar la zona

El realizar un día de picnic es una actividad muy relajante y emocionante para todos los integrantes de una familia, una forma de pasar un día distinto comiendo al aire libre, entonces es necesario cumplir con algunos factores para poder culminar con excelencia el día.

Al finalizar la comida y ya sea el momento de regresar a casa es muy importante el limpiar tanto la zona como el alrededor, de esta manera podremos enseñarle a los niños la necesidad y responsabilidad de siempre recoger y limpiar la zona del picnic.

¿Qué puedo emplear para limpiar?

Existen muchas formas de limpiar tu entorno en un día de picnic, puedes ayudarte de una bolsa grande de basura y pedirle a tus hijos para recoger la basura que se encuentre en el suelo, intenta pedirle ayuda en forma de juego, es decir, puedes darle una bolsa pequeña a cada uno y preguntarles

¿Quién de los 2 puede recoger más basura?

Y dividirlos en 2 áreas distintas, ellos jugando van a recoger todo tipo de basura que encuentren, de esta manera le podremos enseñar a los niños a ser muy responsables con la naturaleza ya que nos permitieron el poder estar ahí, disfrutando de sus árboles y demás.

Otro método que puedes usar es colocar en un lado una bolsa grande desde que se instala el mantel, con la finalidad de que a medida que se ensucia o se destapa algo inmediatamente se eche en la bolsa en caso de ser algún desperdicio, de igual forma pueden pedirle apoyo a los niños que mientras jueguen y consigan alguna basura vayan a depositarla en la basura.

Tips para ensuciar menos

Existen muchas formas de poder comer sin la preocupación de llevar muchas cosas pesadas o que tal vez puedan afectar a la naturaleza, por lo que se pueden emplear platos y cubiertos de plástico para que al terminar de ser usados se depositen rápidamente en la bolsa anteriormente colocada.

Otra idea que puedes emplear es comprar platos y cubiertos especiales para tus días de picnic, constan de material plástico desechables pero un poco más resistentes y duros, de esta manera en vez de botarlos podremos reutilizarlo un par de veces más.

En vez de llevar la comida envuelta en plástico o en papeles lo mejor que se puede optar es ser guardados en tapers de plástico de esos que se usan en casa para guardar comida en la nevera, de esta manera podremos evitar que los niños boten plásticos indeseables para el medio ambiente.

De igual forma las galletas o snacks que se desean llevar lo mejor es sacarlos de sus envolturas y meterlas dentro de un envase para que los niños puedas coger las galletas de ahí sin el riesgo de que una envoltura se vaya volando con el viento.

Es importante buscar la gran cantidad de maneras de acomodarnos y evitar ensuciar en general el entorno, ya que si hacemos que se estropee la zona no podremos visitar más ese lugar para poder seguir realizando las actividades del picnic.

Independiente del lugar que se visite ya sea una playa, parque, montaña o bosque es indispensable la limpieza desde que se inicia el picnic hasta que termine, recordemos que debemos cuidar las zonas que visitamos para que podamos ser siempre bienvenidos.

Dependiendo el lugar que visites pueden existir contenedores de basura lo cual permita el correcto depósito de basura, pero en caso de no haber es importante llevarlos contigo hasta conseguir un lugar adecuado donde ser depositado correctamente, de nada sirve que recojamos la basura de un lugar para luego dejarlo tirado en donde sea, recuerda que también le estamos enseñando respeto y responsabilidad a los niños.

Un picnic es una forma muy bonita de enseñarles valores y diversión a los niños, es una gran opción para relajarse sintiendo la brisa y presenciando toda la naturaleza de nuestro alrededor, por lo que siempre se quiere realizar estas actividades muy seguidas.

Hay que enseñarle a los niños todo lo positivo y lo divertido del picnic para que estos lo apoyen siempre la limpieza y cada nuevo día de picnic se convierta en mayor diversión que trabajo, poco a poco vamos a ir formando a niños de bien que les encante la naturaleza y puedan disfrutar en familia una comida campestre genial.

El comer fuera de casa es una actividad muy poco usual cuando estamos llenos de trabajo y responsabilidades, pero es muy importante sacar un poco de tiempo por lo menos una mañana o una tarde para disfrutar al ver a los niños jugar y divertirse correteando y saltando, nada mejor que vivir esos momentos y tener recuerdos felices, de esta manera siempre habrán anécdotas que contar de la inocencia de los niños.

¿Qué más tener en cuenta?

En caso de haber organizado una fiesta o el cumpleaños de uno de los niños lo mejor es ir el doble de preparados, recordemos que serán más personas para atender por lo que habrá más suciedad, es por eso que también será necesaria la presencia de una escoba y un recogedor, de esta manera se nos puede resultar un poco más fácil el recoger varias cosas a la vez.

En caso de colocar globos es importante verificar que no se hayan explotado, en casi de que si haya pasado lo mejor es buscar los restos del globo para poder ser depositados en la basura, puedes ayudarte de todos los niños antes de finalizar la fiesta y emplear un juego de recoger basura, puedes dar un premio al niño que logre acumular más y así poder quitarte el trabajo más pesado de encima, lo mejor es que al finalizar el juego hagas entender a todos los niños la importancia de mantener las zonas y el entorno en total limpieza.

Recordemos que la limpieza será lo más importante para poder seguir disfrutando lo que la naturaleza tiene para nosotros desde sus hermosos arboles como las flores y plantas que nos rodean, por lo que es necesario mantenerlo siempre limpio y hermoso, cuidando de la limpieza en general.

Scroll Up